Tipo de trastornos

TRASTORNO AUTISTA

El autismo se diagnostica según la triada de dificultades en el comportamiento: 5 dificultades en la interacción social, 6 dificultades en la comunicación social y 7 dificultades en la imaginación (afecta a su capacidad imaginativa y en desarrollo del juego) Esta triada suele estar acompañada de un modelo repetitivo y limitado de intereses y actividades. La dificultad básica en el autismo es social. Las personas con autismo encuentran dificil comprender el mundo alrededor de ellos, especialmente a las otras personas. Estos síntomas aparecen antes de los tres años, aunque pueden cambiar con el tiempo y variar considerablemente de un niño a otro. por razones que no se conocen los niños son más propensos que las niñas a un diagnóstico de trastorno autista en una proporción de 4 a 1.

SINDROME DE ASPERGER

Las personas con el símdrome de Asperger tienden a tener un nivel de inteligencia media o superior y sin historial de retraso en el desarrollo del lenguaje, aunque muestran desequilibrios sociales e intereses limitados y repetitivos. La interacción social es conflictiva y unilateral, y con frecuencia tienen dificultades de comprensión de la perspectiva ajena. Suelen tener intereses restringidos y sus conversaciones versan sobre un numero limitado de temas. Pueden hablar sin cesar de un mismo objeto o tema que los fascina, sin comprender que en la conversación hay una ida y una vuelta y que hay que escuchar. Muchas veces no se detecta hasta el inicio de la escolaridad, a partir de los 3 años. En este síndrome también afecta a un número mayor de varones con una proporción de 5 a 1.

SINDROME DE RETT

Las personas con Síndrome de Rett se desarrollan con normalidad hasta las 6/8 meses, empiezan a perder habilidades en las diferentes áreas de desarrollo, por ejemplo perdiendo la sujección y manipulación de objetos con las manos. Durante su regresión muestran síntomas parecidos a los del trastorno autista. Su sintomatología es progresiva y empeora con el tiempo. Afecta exclusivamente a las niñas. Este trastorno tiene una causa genética identificada, concretamente una anormalidad de un gen en el cromosoma X

TRASTORNO INFANTIL DE DESINTEGRACIÓN

Las personas con trastorno de desintegración infantil sufren una notable regresión en las habilidades que habían desarrollado de forma típica en los dos primeros años de vida. Entre los dos y los diez años, estos niños pierden parcial o totalmente las habilidades que ya habían desarrollado en las áreas como lenguaje,interacción social, juego y psicomotricidad. A partir de la regresión se estabilizan, aunque suelen tener un retraso mental grave.

TRASTORNO GENERALIZADO DEL DESARROLLO NO ESPECIFICADO

Sólo se utiliza esta categoría cuando el niño muestra síntomas del trastorno generalizado del desarrollo que no se ajustan a los criterios descritos para alguno de los restantes trastornos de esta categoría o su presentación es más moderada. Esta categoría se utiliza en el caso de los niños con desequilibrios en sus interacciones sociales junto con un desequilibrio en el desarrollo del lenguaje y las habilidades de comunicación o comportamientos y actividades repetitivos o limitados.